Galletas “The Walking Dead”

 

 

Buenas de nuevo!!!

 

Seguramente habéis visto u oído hablar alguna vez de la serie “The walking dead”, una serie “basada” en unos cómics sobre un mundo postapocalíptico lleno de zombies (para los más entendidos… es mucho decir, ya que los cómics son a veces un tanto distintos a la serie), en el cual o te haces un buen grupo o no sobrevives… Yo no soy ultrafan de la serie, me gusta, pero va a temporadas, hay algunas que simplemente ni las vería. Ahora empezó la 8ª temporada, y bueno, para mi gusto me han resultado algo flojillos los dos primeros capítulos, pero bueno, veremos cómo sigue…

Los que conocéis un poco la serie, seguro que os suena el personaje de Carol, un personaje que ha evolucionado desde tal punto que empezó siendo una mujer frágil y maltratada a pasar a ser una súper guerrera fuerte y algo cruel, vamos que ni Wonder Woman le hace sombra… Y sabiendo quién es pues seguro que sabéis esa faceta suya que tiene para “conquistar” a la gente, una de ellas cocinando dulces como la típica madre ama de casa americana. Y uno de esos dulces se ve que hizo furor entre los fans, y la cadena al final publicó la receta de manera oficial, y aquí es lo que os traigo hoy.

No es una receta muy complicada ni laboriosa, y después de probarla y “testearla” bien, tengo que decir que vale la pena hacerla porque salen unas galletas algo diferentes pero muuuuuuy ricas, ya que tienen un toque crujiente por fuera y por dentro son bastante blanditas.

¿Os animáis? Pues aquí os dejo la recetilla, ¡espero que os guste tanto como a mí!😋

 

Besitos!!!!

 

 

Galletas “The Walking Dead”

 galleta2

INGREDIENTES:

Para la compota de manzana:

  • 40 gr. De azúcar moreno
  • 2 manzanas Royal Gala (las mías pesaron más o menos unos 350 gr.)
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 100 ml. de agua.

Para la masa de galletas (salen unas 24-26 unidades):

  • 130 gr. Del puré de manzanas
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura
  • 100 gr. De mantequilla sin sal
  • 225 gr. De harina
  • 60 gr. De azúcar blanco
  • 60 gr. De azúcar moreno
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 80 gr. De chocolate con leche

 

PREPARACIÓN:

  • Primero de todo empezaremos con la compota de manzana, para ello las lavaremos bien, las pelaremos y las trocearemos desechando la parte central.
  • Luego pondremos los trozos de manzana con el azúcar, la canela y el agua en un cazo, y lo ponemos a calentar a fuego medio, como no es mucha cantidad de manzana enseguida las tendremos blanditas, las dejaremos unos 10-15 minutos más o menos. Cuando estén las pasaremos al vaso de la batidora, y las trituraremos hasta que tengan la consistencia de un puré. Lo dejaremos enfriar.

manzanas

  • Mientras cogeremos la mantequilla, y si no la habéis sacado antes de la nevera (que es lo que me ha pasado a mi…) pondremos el trozo en un cacito y lo ponemos al fuego, pero no dejaremos que se derrita del todo, solo que coja bastante calor, luego la pasamos a un plato y ahí la removemos hasta que nos quede una mezcla un poco más homogénea y semilíquida, la dejaremos enfriar para que coja algo de cuerpo de nuevo (si os queréis saltar todo éste trozo, porque os parezca algo engorroso, acordaos de sacar la mantequilla unas horas antes de la nevera, y listos! 😁).
  • Ahora en un bol, pondremos la harina, con el bicarbonato, la levadura y la sal, lo mezclamos bien y ponemos los azúcares y el puré de manzana, batimos un poco más y añadimos la mantequilla con el aroma de vainilla, ahora toca un poco de mezclar con la mano, porque la masa empieza a coger cuerpo, tenéis que mezclara hasta que ya no se os pegue en las manos. Luego cuando esté la dejaremos reposar unos 5-10 minutos.
  • En este momento encendemos el horno con una temperatura de 170º con calor arriba y abajo.
  • Mientras reposa la masa, vamos a deshacer el chocolate, para ello yo lo puse en un bol pequeño y al micro, lo puse en 2 tandas de 1 minuto cada una, así nos aseguramos que no se nos quema, pero si queréis lo podéis hacer al baño maría. Cuando lo tengamos más o menos tibio lo mezclaremos bien con la masa.
  • Preparamos una bandeja de horno con papel especial.
  • Como la masa es bastante pegajosa, lo que haremos será con una cuchara sopera iremos cogiendo “pegotes” y los iremos poniendo en la bandeja, dejad bastante espacio entre ellas porque luego crecen bastante.
Aquí los "pegotes"!!

Aquí los “pegotes”!!

  • Los ponemos en el horno unos 14 minutos a 170º, y aunque cuando las saquéis veáis que están muy blandas luego en la rejilla al acabar de enfriarse se endurecen un poquito, pero lo justo, porque ya veréis lo blanditas que están por dentro….

Desde luego para mí, estas galletas han sido todo un descubrimiento, ya os digo que las haré bastantes veces…

 

galleta1

Un besito fuerte!! Atri! 💋


Esta entrada fue publicada en Chocolate, Galletas, vainilla. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *